Hay un día grabado en la memoria de todo el mundo… Aquel día en el que se produjo el peor desastre nuclear de la historia.

Más de treinta años después, la planta nuclear de Chernobyl y la extensa área contaminada que la rodea (exclusión zone) ha quedado congelada en el tiempo, tal y como todo se quedó aquel fatídico 26 de abril de 1986.

Los efectos del abandono o el impacto de la naturaleza sobre el terreno están patentes en una zona ya castigada de por sí. Pero eso no impide que al menos 40 personas vivan en la zona de exclusión de unos 30 km de perímetro.

Así está Chernobyl actualmente… Un lugar que poco a poco va desapareciendo y que si nada lo impide se llevará tras él un capítulo importante de la historia de la humanidad.

Proyecto premiado con una Mención de Honor en los International Photo Awards 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.