Uno de cada tres niños en España está en riesgo de exclusión social. A esto se suma que tres millones de niños viven por debajo del umbral de la pobreza en el país.

Algunos de ellos tienen la oportunidad de ser atendidos en preventorios como este, lugares creados durante la posguerra, que hoy en día acogen a niños de familias sin recursos. A pesar de la educación y cuidados que reciben durante su estancia en el centro, sus miradas reflejan anhelo… El deseo por disfrutar de una tarde en el parque, el afán por compartir mesa con sus padres, la ilusión de experimentar momentos junto a los suyos, entre otros, son el reflejo de una infancia desestructurada marcada por la soledad.

Proyecto seleccionado en Descubrimientos Photoespaña 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.