Uno de mis últimos reportajes realizados en la frontera entre Bosnia-Herzegovina y Croacia con los textos de Fátima Gordillo.

«Es lunes. La nieve cae a plomo y el termómetro marca -30C. Desde la ventana del barracón se observan las montañas nevadas por las que decenas de personas intentan, cada día, cruzar a Europa a través de los Balcanes. El paso a través de las montañas no es fácil, menos aún en invierno, pero la geografía no es el mayor de los problemas para la gente en movimiento.»

Si queréis leer el artículo completo, podeis pulsar en el siguiente enlace:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *