Mads Nissen es el ganador del World Press Photo