Después de una semana trabajando sobre el terreno, puedo decir que es el peor desastre natural que he visto nunca.
Pronto podréis ver las fotos del reportaje y podréis observar la magnitud de la desgracia… Más de 40 casas afectadas y muchas de ellas destrozadas por completo, montañas enteras quemadas y más de 3300 hectáreas arrasadas por el fuego.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *